Está comprobado que el ejercicio físico aporta innumerables beneficios para la salud y que contribuye a mantener una buena calidad de vida, sin embargo, llevar a cabo una inadecuada práctica del deporte puede dar lugar a importantes lesiones deportivas y generar graves lesiones musculares.

El desconocimiento de la capacidad física, el incorrecto equipamiento ante un determinado deporte e incluso la realización de un calentamiento inadecuado son algunas de las múltiples causas que facilitan la aparición de lesiones deportivas.

Si quieres conocer los tipos de lesiones que puedes sufrir por una incorrecta práctica deportiva y las medidas más adecuadas a llevar a cabo para prevenir las mismas, te aconsejamos que continúes leyendo este artículo.

 

Tipos de lesiones deportivas

Los tipos de lesiones más comunes y cómo evitarlas

  • Este tipo de lesión consiste en una contracción involuntaria del músculo continuada en el tiempo, la cual genera un daño prolongado debido a la tensión a la que el músculo está siendo sometido.
  • Distensión muscular. Cuando el músculo está sufriendo un excesivo estiramiento se puede producir un desgarro (parcial o completo) de las fibras musculares, dicha lesión recibe el nombre de distensión muscular. La gravedad de esta puede variar en función de la duración y la amplitud de la lesión.
  • Fractura o incluso rotura de hueso. Una mala caída durante la práctica deportiva puede desembocar en la fractura o rotura de un hueso. Los tipos de roturas son muy variadas y, es por ello que, la complejidad y la recuperación posterior de estas varía enormemente.
  • Como su nombre indica, la tendinitis afecta al tendón inflamándolo. Generalmente, su aparición se debe a la repetición continuada en el tiempo de un movimiento mal ejecutado. No obstante, este daño puede aparecer también debido a al sufrimiento de un golpe o a un sobreesfuerzo realizado.
  • Luxación. La luxación se produce cuando dos huesos ubicados en una misma articulación se separan, causando la inmovilización de la misma durante un tiempo determinado.
  • Daños del cartílago. El cartílago da nombre al tejido que cubre los huesos dentro de la articulación, cuya función es facilitar el movimiento de los mismos, evitando el desgaste sin que se produzca ningún daño. Una lesión en el cartílago puede desembocar generar limitación en el movimiento, así como dolor.

Formas de prevenir lesiones

Consejos para evitar lesiones a la hora de realizar una actividad deportiva

El calentamiento es una parte fundamental del entrenamiento necesaria de realizar al comienzo de este, pues no solo ayuda a mejorar la concentración del deportista, sino que también aumenta su flexibilidad. Generalmente, se aconseja realizar un calentamiento mínimo de 15 minutos para preparar el cuerpo hacia la actividad deportiva.

Además, se recomienda estirar antes y después del calentamiento realizado, focalizando los músculos que se van a trabajar durante la actividad física.

Una vez llevado a cabo los ejercicios anteriores, el deportista debe asegurarse de contar con el equipamiento adecuado, especialmente, si se trata de algún deporte de riesgo. Por ejemplo, el uso de cascos y rodilleras es fundamental para los amantes del skateboard.

Tras la realización del entrenamiento, es aconsejable volver a estirar los músculos mediante ejercicios leves y sencillos, facilitando a los mismos volver a su estado natural a través del enfriamiento.

Por último, recordar que es necesario mantenerse bien hidratado durante y después de cada entrenamiento. Asimismo, mantener una dieta equilibrada que proporcione a tu cuerpo los nutrientes adecuados es fundamental.

Si necesitas asesoramiento en Entrenador a domicilio, contamos con los mejores personal trainers que te aconsejarán para que disfrutes del deporte, alcanzando tus objetivos.