¿Caminar o correr? Esta es la pregunta que se hacen muchas personas cada día.  Existen grandes incógnitas acerca de cuál de las dos prácticas deportivas es más provechosa.  Sin embargo, lo que queda claro es que cualquier tipo entrenamiento deportivo es beneficioso de por sí.

Nuestros entrenadores personales conocen que la elección de caminar o correr dependerá de los objetivos personales y del estado físico del deportista. En entrenador a domicilio te aclaramos cuál es la actividad óptima según las metas establecidas.

Caminar.

El  “powerwalking” o “walking” es una práctica incipiente que surge como corriente alternativa al ya afianzado running. Supone sustituir la actividad de correr por caminar de forma ligera o con buen ritmo. Nuestros personal trainers en Málaga avalan algunas de sus beneficios en quien lo ponen en práctica con cierta periodicidad.

Caminar es especialmente interesante para aquellos sujetos que no están acostumbrados a realizar ejercicio  físico o siguen una rutina sedentaria. Es muy recomendable a cualquier edad y en personas que tienen un elevado peso, porque es un ejercicio de cardio suave que en  principio no debe producir lesiones. Además es importante en aquellas personas que se encuentran en un periodo de rehabilitación. Las personas de la tercera edad también pueden poner en práctica el walking.

En lo relativo a sus resultados, caminar quema calorías.En términos de salud,estabiliza la tensión, permite controlar el colesterol y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas en un mayor grado que el running.  Además ayuda a controlar la respiración.

En lo referente al disfrute, caminar posibilita conectar con el entorno que nos rodea e incluso favorece la socialización a través de actividades colectivas.

Correr.

El running es un tipo de entrenamiento muy cultivado que se impone frente al gimnasio. En ocasiones  se lleva a cabo de forma descontrolada y pone en peligro nuestra salud. En consecuencia,  como entrenadores a domicilio en Málaga aconsejamos contactar con nuestro equipo de profesionales deportivos para llevar un seguimiento sobre  la pérdida de peso.

En un alto porcentaje las personas que corren son de menor edad. Está recomendado para jóvenes  que tienen poco tiempo libre. Evidentemente,  es perfecto para deportistas consolidados o individuos que ya llevan un tiempo caminando y quieren subir de nivel. Si se combina con entrenamientos de tonificación posibilita además moldear nuestro cuerpo.

Corriendo se queman calorías con mayor rapidez que andando. Los resultados se observan a corto plazo.  Pero siempre hay que seguir un ritmo y frecuencia adecuados. Si forzamos nuestro cuerpo, el running puede conllevar a lesiones por exceso de intensidad.  En lo concerniente al ámbito psicológico, permite una evasión ante los estímulos externos y cierta sensación de euforia.

En resumen, ambas prácticas deportivas son beneficiosas para la salud y acarrean la quema de calorías. Correr va destinado a un público preparado y que busca resultados a corto plazo. Caminar se enfoca hacia un público  genérico que se centra más en la salud que en el físico. Sea cuál sea tu forma física y estilo de vida, contacta con entrenador a domicilio y confía en un plan de entrenamiento personalizado.


Autor: Entrenador a Domicilio

Edición y diseño: La Factoría Creativa