El deporte y cómo mantenerse en verano, es posible con un plan de entrenamiento personalizado y adaptado a tu horario. Hacer deporte durante el verano, es algo que por regla general resulta poco atractivo debido a las altas temperaturas, ser una época de mayor descontrol y descanso, etc. Sin embargo es posible encontrar la motivación para practicar deporte en esta época.

Para ello, nuestros entrenadores personales han creado un grupo que, como a ti, les gusta el deporte y mantenerse en forma. Con ello pretenden que puedas realizar ejercicio de una manera divertida y placentera, disfrutando de un buen ambiente y al mismo tiempo del clima veraniego. Como profesionales del deporte, aprovechando que los días se alargan con la llegada del verano, incrementamos la carga de entrenamiento, proponiendo un plan de ejercicios para realizar al aire libre.

Teniendo un entrenador personal, estarás motivado en la práctica deportiva, rompiendo así con el sedentarismo y las miles de excusas que durante años llevas poniendo para hacer deporte.

Pero el verano no sólo alarga los días, también sube la temperatura y esta realidad se convierte un factor a tener muy en cuenta para la práctica de ejercicio físico en esta época del año.

Por ello, realizaremos tu entrenamiento personalizado atendiendo a una serie de precauciones que deberás tener en cuenta para que el ejercicio físico en verano sea una práctica sana y segura:

  • Evita entrenar a pleno Sol

Debido a las altas temperaturas, aumenta el riesgo de golpe de calor o deshidratación severa. Por ello, no es buena idea entrenar a pleno sol en horas críticas. Aprovecha las primeras horas del día o las finales, con la puesta de sol. La temperatura es mucho más apropiada y permite disfrutar del ambiente veraniego, ya sea en la playa, en la montaña o la ciudad.

  • Crema de protección solar

Aconsejamos utilizar cremas protectoras para la piel si vas a hacer deporte al aire libre. Ten en cuenta que tan importante es mantenerte en forma, como proteger la piel de los rayos del sol.

  • Ropa cómoda

Ponte ropa cómoda, transpirable y ligera. La ropa y el material con el que hagamos el ejercicio debe permitir al cuerpo total libertad de movimiento durante el entrenamiento.

  • No olvides el agua

La hidratación es fundamental, bebe agua antes, durante y después del ejercicio. También tomar bebidas isotónicas nos puede aportar las sales minerales que perdemos en la actividad deportiva, ayudándonos a la hidratación corporal.

  • Comidas ligeras

Deja transcurrir un tiempo entre la ingesta de alimentos y la actividad física, de esta forma realizarás la digestión de forma segura. Además evita las comidas pesadas y aumenta la ingesta de alimentos como las frutas y verduras que nos aportan gran cantidad de agua, vitaminas y minerales tan necesarios para el ejercicio.

  • Conoce tus límites

Es importante conocer nuestros límites físicos, más aún en verano ya que las condiciones ambientales para practicar deporte se endurecen. Tu entrenador personal observará cómo reacciona tu cuerpo y en caso de notar cualquier anomalía; cesaremos la actividad física, siempre bajado el ritmo de forma progresiva.


Estas son algunas de las recomendaciones que nuestros entrenadores a domicilio te ofrecen para mantenerte en forma durante los meses de verano. Recuerda que esta época es idónea para disfrutar del entorno durante la práctica de actividades físicas, pero hemos de adaptarnos a las condiciones ambientales para que el deporte sea una práctica segura y saludable.

Realizaremos un entrenamiento personalizado con unos objetivos específicos a cada persona. Con tu entrenador personal, realizarás una práctica deportiva sin llevar a nuestro organismo al límite, evitando lesiones y diversos problemas de salud.


Autor: Entrenador a Domicilio

Edición y diseño: La Factoría Creativa