¿Quieres mejorar tu condición física sin moverte? Si la respuesta es sí, entonces el entrenamiento basado en ejercicios isométricos está hecho para ti. ¡Toma nota!

Ejercicios isométricos

¿Qué son los ejercicios isométricos?

Los ejercicios isométricos se caracterizan por estar basados en la tensión muscular sin realizar ningún tipo de movimiento. A su vez, dentro de los ejercicios isométricos podemos encontrar los ejercicios isométricos pasivos y los ejercicios isométricos activos.

  • Ejercicios isométricos activos: la diferencia entre estos ejercicios considerados isométricos y los ejercicios isométricos pasivos es que en los primeros se ejerce fuerza sobre algo, objeto o superficie. En otras palabras, estos ejercicios no se basan únicamente en mantener cierta postura corporal durante un periodo de tiempo.
  • Ejercicios isométricos pasivos: si los ejércitos anteriores se caracterizaban por utilizar algún material de apoyo, los ejercicios isométricos pasivos están basados en mantener exclusivamente una postura durante un periodo más o menos prolongado de tiempo, por tanto usarás el peso de tu cuerpo para perder peso.

Según la finalidad y el objetivo de cada persona, nuestros entrenadores personales te recomendarán los ejercicios más adecuados para ti. Si lo que se pretende es alcanzar cierto nivel de hipertrofia muscula, los ejercicios isométricos activos son los indicados. Si por el contrario, se busca conseguir una mayor tonificación, los isométricos pasivos son más que suficientes.  Una vez que ya conocemos en qué consiste el entrenamiento isométrico, es posible que quieras saber más…

Beneficios de los ejercicios isométricos

¿Qué ventajas y beneficios aportan el entrenamiento isométrico?

Debido a sus características, los ejercicios pertenecientes al entrenamiento isométrico ofrecen una serie de ventajas con respecto a otros tipos de entrenamiento:

  • Disminución del riesgo de lesión.
  • Entrenamiento enfocado en las áreas que se quieren fortalecer/tonificar.
  • No requiere prácticamente material y no es necesario acudir a ninguna instalación especial.
  • Ejercicios muy utilizados en rehabilitación y para corregir problemas posturales.

Estas son solo alguna de las ventajas que ofrecen este tipo de ejercicios. Sin lugar a dudas, éstas repercuten de manera positiva tanto en el estado físico como en la salud en general. No olvidemos que estos ejercicios revolucionaron el paradigma anterior basado en los movimientos de extensión y contracción.

Conoce algunos ejercicios de carácter isométricos

Muchas personas practican este tipo de actividades sin saber que se consideran isométricos, algunas de estas actividades son muy conocidas.

  1. Tabla estática o isométrica
  2. Plancha estática lateral
  3. Sentadilla estática ya sea contra la pared o en el aire
  4. Zancada isométrica
  5. Elevación de talones
  6. Elevación de hombros

Estos son solo algunos, pero hay muchos más tipos de actividades isométricas para practicar y entrenar.

Desde Entrenador a domicilio, como expertos en deporte, recomendamos contar con la presencia y entrenar bajo la supervisión de un profesional cualificado y con una larga experiencia.